Contraseña perfecta

Hablando un poco de seguridad informática, en más de alguna ocasión nos habremos preguntado si pueden descifrar nuestra contraseña de acceso a cualquier sitio web o aplicación, si existe la contraseña perfecta.

Preguntémonos entonces , ¿cómo sería la contraseña perfecta?.

La contraseña perfecta como que casi no existe. Desafortunadamente todas las claves tarde o temprano se pueden descifrar. Pero eso sí, nosotros mismos tenemos la oportunidad de hacer insufrible el trabajo de un ladrón de datos hasta tal punto de que nos descarte y abandone su malicioso proyecto.

Los errores más comunes a la hora de poner contraseñas son:

  • Usar sólo letras o números
  • Caracteres comunes bastante sencillos y evidentes: usar 123456 o abcdef u hola123 o el mismo número o letra repetidos varias veces
  • Usar contraseñas comunes
  • Utilizar nombre de mascotas, de familiares, fechas de acontecimientos importantes, ubicaciones, aficiones, palabras que se encuentran en el diccionario
  • Emplear la misma contraseña para todo
  • Hacer uso de los indicios de contraseña
  • Apuntar las claves en un papel tipo post-it en la pantalla del ordenador o en algún lugar visible al resto de los humanos (esto no es broma, yo lo he visto con mis propios ojos)
  • Longitud escasa de contraseñas

Para que una clave se considere relativamente segura pensemos en unos ciertos requisitos de seguridad.

Dice el refrán que “Ya que me das el consejo, dame también el remedio”. Pues bien, me atrevo a dar una serie de consejos con los cuales podemos ponerle remedio para tener contraseñas mucho más eficientes:

  • Debe incluir letras mayúsculas y letras minúsculas de forma aleatoria
  • Tener una longitud de al menos ocho caracteres
  • A más longitud de contraseña, más seguridad
  • Contener caracteres no comunes como el signo del dólar o el del por ciento, por ejemplo
  • La palabra usada no debería estar incluida en el diccionario de la lengua
  • Usar contraseñas distintas para servicios distintos
  • Y sobre todo, nunca mencionarla, ni apuntarla ni mandarla por correo electrónico con texto plano.

La contraseña perfecta, ¿existe?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

- Responsable de los datos: Jose Antonio Encinas   + Info
- Finalidad de los datos: Gestión de información y moderación de comentarios
   + Info
- Almacenamiento de los datos: Mediante alojamiento en bases de datos   + Info
- Destinatarios: No hay
- Legislación: Mediante consentimiento del interesado   + Info
- Derechos: El usuario tiene derecho a acceder, limitar, rectificar, recuperar y borrar sus datos   + Info
- Información adicional: Más detallada en la Política de Privacidad   + Info