Los gestores de contenidos tampoco se libran de ataques

Los gestores de contenidos tampoco se libran de ataques.

Prestos a hablar sobre seguridad informática, que nunca viene mal, y a parte de los consejos básicos sobre la misma, también se da el caso de que tampoco se libran de ataques los gestores de contenidos (CMS Content Management System).

Los CMS o gestores de contenidos son básicamente intuitivos programas informáticos desarrollados para que cualquier usuario cree y administre sitios web totalmente funcionales.

Existen varios tipos de CMS y con la particularidad de que se pueden adaptar a cualquier tipo de página web. Los hay específicos para creación de tiendas online, páginas de inmobiliarias, viajes, ocio, eventos, blogs, contenido multimedia y muchos más.
El uso de los mismos es sencillo, no es necesario ser un experto para publicar contenido en Internet, son totalmente personalizables, añaden opciones de seguridad además de permitir añadir nuevas funcionalidades con módulos de programación o plugins.
Es en este último apartado donde recomiendo tener especial cuidado con la seguridad: en los programas añadidos o plugins.gestores de contenido

Un plugin es como un complemento, una pequeña aplicación destinada a añadir funcionalidad extra para los CMS. Por lo tanto, al ser en realidad software añadido, es vulnerable a ataques cibernéticos.

Se ha dado el caso de la reciente publicación de un plugin falso cuya finalidad no es precisamente la de ayudar al usuario. Hablemos del plugin WP-Base-SEO para el CMS WordPress. Este plugin deja al descubierto sitios web con la creación de una puerta trasera. Su maligna actuación se ha llevado a cabo cogiendo el código de un plugin SEO real modificándolo para parecer real y engañando por tanto al usuario.

Así pues e insistiendo en seguridad informática, deberíamos realizar siempre descargas de sitios web legítimos o de confianza.

Hay que ser o debemos de ser pesados en el tema de seguridad informática. Centrémonos en ella incluso más de lo que pensamos y como he dicho, seamos insistentes, que los gestores de contenidos tampoco se libran de ataques.